Cinepedia
Advertisement

Coraline (conocida en España como Los mundos de Coraline y en Hispanoamérica como Coraline y la puerta secreta) es una película de animación stop-motion estadounidense de 2009 dirigida y escrita para la pantalla grande por Henry Selick y basada en la novela de 2002 del mismo nombre escrita por Neil Gaiman. Fue producida por Laika como su primer largometraje, está protagonizada por las voces de Dakota Fanning, Teri Hatcher, Jennifer Saunders, Dawn French, Keith David, John Hodgman, Robert Bailey Jr. e Ian McShane.

Sinopsis[]

La película sigue a una niña de cabello azul llamada Coraline mientras descubre una puerta mágica secreta que la lleva a un mundo paralelo al mundo real con versiones encantadoras de sus padres y todo lo que la rodea, pero poco a poco ira dando cuenta del oscuro y siniestro secreto que esconde mundo alternativo.

Reparto[]

  • Dakota Fanning como Coraline Jones
  • Teri Hatcher como Mel Jones
  • Jennifer Saunders como Señorita April Spink
  • Dawn French como Señorita Miriam Forcible
  • John Hodgman como Charlie Jones
  • Ian McShane como Sr. Sergei Alexander Bobinsky
  • Keith David como el gato
  • Robert Bailey, Jr. como Wyborn "Wybie" Lovat
  • Carolyn Crawford como la Sra. Lovat
  • Aankha Neal como la dulce chica fantasma
  • George Selick como niño fantasma
  • Hannah Kaiser como la chica fantasma alta
  • Emerson Tenney como Magic Dragonfly
  • Yona Prost como Shakespeare Rascal

Trama[]

Coraline Jones, una chica de 12 años, y sus padres se mudan a una vieja casa que había sido dividida en apartamentos. Los padres de Coraline están muy ocupados con su trabajo y le prestan poca atención. Sintiéndose sola, la niña se marcha a explorar. Conoce a los otros inquilinos de la casa: las señoras Spink y Forcible, dos ancianas actrices retiradas, y el señor Bobo (Bobinsky en la película), un excéntrico anciano que adiestra ratones para que salten y toquen música. Conoce también a un altivo gato que vaga por allí.

Coraline encuentra una puerta cerrada en el salón de su casa, pero, al abrirla, descubre que la entrada que hay detrás está enladrillada, le pregunta a su madre qué hay del otro lado y ella responde que solo el departamento vacío en el que nadie vive. Al día siguiente coge la llave de la puerta, la abre, y encuentra un pasadizo que lleva a un apartamento casi idéntico al suyo. Este mundo alternativo está habitado por su "otra madre" y su "otro padre", que son reproducciones casi exactas de sus auténticos padres; salvo que la primera es mas delgada, sus uñas son negras y curvas, y lo más importante: tienen botones en lugar de ojos, por que parecen muñecos en vez de personas. Allí Coraline se encuentra de nuevo con el gato, que en ese mundo tiene la facultad de hablar. Sus "otros padres" parecen al principio más interesantes, divertidos y cariñosos que los auténticos. Además, en este mundo los vecinos son más divertidos y nombran a Coraline por su nombre (en el mundo real todos excepto sus padres la llaman Caroline). Al final del día, la "otra madre" explica a Coraline que puede quedarse en ese mundo si permite que le pongan botones sobre los ojos. Coraline queda horrorizada y huye rápidamente a su casa, ante el disgusto de su "Otra Madre".

Cuando regresa a su apartamento, Coraline descubre que sus auténticos padres han desaparecido. No regresan al día siguiente y Coraline, tras averiguar que han sido raptados por su "otra madre", decide regresar al mundo alternativo para rescatarlos. Lleva consigo una extraña piedra con propiedades mágicas que le han dado sus vecinas las señoras Spink y Forcible.

La "otra madre" se enfada con Coraline cuando ésta rehúsa aceptar sus regalos y sus muestras de afecto, y encierra a la niña detrás de un espejo como castigo. Allí la protagonista encuentra a tres niños de épocas diferentes que quedaron atrapados por la "otra madre" y ésta les puso botones sobre los ojos. Le explican que después de un tiempo, cuando se cansó de ellos, les dio de lado y devoró sus vidas. Después de hablar con estos niños, Coraline se duerme: la "Otra madre" la despierta cuando la saca de su prisión. Coraline desafía a la "otra madre" a un juego: debe encontrar a sus padres y las almas de los niños; si lo consigue, la "otra madre" los dejará ir; si no, Coraline deberá aceptar que le pongan botones sobre los ojos y se quedará para siempre en el mundo alternativo. Con la ayuda de la piedra mágica, Coraline logra localizar las almas de los niños y a sus padres. Convencida, sin embargo, de que su "otra madre" no cumplirá lo pactado, arroja al gato a la cara de la "Otra madre" y huye al mundo real. Al cerrar la puerta para evitar que entre en su persecución la "otra madre", Coraline sin darse cuenta le corta la mano. De regreso en su apartamento, Coraline encuentra a sus padres sanos y salvos.

La noche siguiente, Coraline descubre que todavía no ha terminado todo, ya que la mano cortada de la "Otra Madre" está todavía en su mundo e intenta robar la llave para que esta pueda entrar. Coraline atrae a la mano hacia un pozo y la hace caer allí junto con la llave, librando para siempre al mundo del peligro de su "Otra madre".

Recepción[]

Coraline fue bien recibida por la crítica. En abril de 2012, la película tenia un 89% de calificación en Rotten Tomatoes, y un 80 sobre 100 en Metacritic, lo que indica "críticas generalmente favorables". David Edelstein dijo que la película es "un auténtico cuento de hadas" que necesitaba "un toque menos atractivo y un toque más... historia":

AO Scott, de The New York Times, calificó la película de "exquisitamente realizada" con un "ritmo más lento y un tono más contemplativo que la novela. Es ciertamente emocionante, pero en lugar de correr a través de piezas cada vez más ruidosas hacia un clímax frenético a la manera de tanta animación dirigida a los niños, Coraline permanece en una atmósfera espeluznante, maravillosamente extraña y llena de sentimientos".

Taquilla[]

Curiosidades[]

  • Según una entrevista con Dakota Fanning, Coraline originalmente estaba destinada a ser una película de acción en vivo con ella protagonizando el papel principal, una idea que pensó que era genial. Luego se cambió a animación, una idea que le pareció divertida. Pero finalmente se decidió ser una animación stop-motion con Dakota Fanning como la voz de Coraline, algo que ella sintió que era diferente a lo que está acostumbrada.
Advertisement